24° 26°
Weather
Favoris 0

Visitar Marigot, la capital de la parte francesa

La ciudad de Marigot debe su nombre a la existencia de numerosas ciénagas, los llamados «marigots», que había antes aquí. Gracias a la producción de caña de azúcar, Marigot creció rápidamente en el siglo XVIII hasta convertirse en la capital de la parte francesa. En 1970, la desecación de una parte de la laguna permitió la ampliación del pueblo.

Convertida en sede de la subprefectura de las dos Islas del Norte, San Martín y San Bartolomé, la ciudad de Marigot concentra ahora todos los servicios administrativos (Ayuntamiento de la Colectividad, servicios de la subprefectura, policía de fronteras, aduanas, etc.). Marigot está compuesta por varios barrios: Agrément, Hameau Du Pont, Galisbay, Concordia, Sandy Ground, Saint-James y Bellevue.

Hotel Collectivité
Rue de la République Marigot

El turismo en Marigot, un ambiente único

Marigot tiene 10 000 habitantes y es digna representante de Francia en el Trópico. Las preciosas casas de arquitectura colonial amenizan la deambulación por la ciudad.  La rue de la République es un buen ejemplo de ello.

Vue aerienne marigot

Las fachadas de estilo tradicional datan del siglo XIX y en su mayoría han sabido conservar la autenticidad arquitectónica de esa época. La planta baja de los edificios está construida con piedras unidas con un mortero de cal, mientras que la primera planta es de madera según los métodos de construcción de una cabaña tradicional. La fachada está orientada a la calle y tiene por lo menos una galería en la primera planta decorada con frisos llamados gingerbreads, así como balaustradas delicadamente trabajadas. Comprobarás que las casas criollas y las cabañas en particular son el orgullo de sus habitantes. Estas casas demuestran la alegría de vivir y la convivencia de sus habitantes mediante los colores vivos de las fachadas.

Visitar Marigot es también disfrutar del encanto de los productos locales en un ambiente caribeño tradicional. Sumérgete en la autenticidad y la hospitalidad de San Martín en el mercado. Al final de la rue de la République, en el paseo marítimo, el mercado de Marigot ofrece sus sabores y colores todos los días de la semana, excepto los domingos. Los vendedores de frutas y verduras locales y de especias se instalan junto a los pescaderos para darte a descubrir los mejores productos locales. ¡Déjate tentar por una degustación de rones arreglados o por un agua de coco! Si deseas llevarte unos recuerdos representativos de la isla de San Martín no olvides acudir a la artesanía local (bolsos, pareos, conchas, joyas).

Marché noix de coco
Artisanat marché de marigot

Si prolongas unos cuantos pasos tu exploración de Marigot, al lado de la estación marítima encontrarás los restaurantes típicos llamados «les lolos». Son el alma de la gastronomía de San Martín. En estos templos culinarios, pintorescos y auténticos podrás disfrutar de todos los sabores de la cocina local.

Por último, podrás refrescarte en la playa de Galisbay (también llamada Baie de la Potence), situada en la parte norte de la Baie de Marigot. Ambiente friendly garantizado. Muchos habitantes vienen aquí para relajarse. La playa está justo debajo del Fort Louis, que se alza orgulloso sobre su peñasco. Justo a la salida de la ciudad también encontrarás la playa de Baie Nettlé, que da tanto al mar como a la laguna. Esta playa, poco frecuentada, es muy agradable, ya que recibe los vientos alisios.

galisbay

Visitar Marigot, la cara histórica

La iglesia católica de Marigot

La iglesia fue construida junto a la carretera del Fort Louis en 1841 por el padre Wall. El sacerdote también hizo construir la iglesia de Grand Case un año después utilizando las mismas técnicas: con piedra y cal. La pequeña capilla adyacente a la casa parroquial fue completamente renovada hace algunos años siguiendo las técnicas de fabricación de mediados del siglo XIX.

Eglise Catholique Marigot
Canon Fort Louis au dessus de Marigot

El Fort Louis

Dominando la bahía de Marigot, en frente de Anguila, el Fort Louis fue construido en 1789 bajo el impulso de Jean-Sébastien de Durat, por entonces comandante de San Martín y de San Bartolomé para el rey de Francia.

Su finalidad principal era la defensa de los almacenes del puerto de Marigot, donde se almacenaban las cosechas (sal, café, caña de azúcar, ron). Para llegar al Fort Louis hay que ascender los 91 peldaños de piedra que te conducen hasta la cima del risco que domina Marigot. El acceso se encuentra en el parking de la antigua subprefectura, detrás de la iglesia católica. Ahí arriba descubrirás una vista de 360° sobre la bahía y la ciudad.

Marche jusqu'à Fort Louis
French Flag at Fort Louis Crédit Photo Donovane Tremor

La antigua prisión de Marigot

Situada en una callejuela que asciende hacia el Fort Louis, la prisión fue construida al mismo tiempo que este último, en 1789, bajo las órdenes de Jean-Sébastien de Durat. Si bien ha sufrido numerosas transformaciones, su fachada, situada en la rue Perrinon, es similar a la original.

El Pont de Durat

Contemporáneo del Fort Louis y de la prisión, el Pont de Durat, construido en 1789, es un puente de piedra situado a la salida de Marigot, en dirección a Grand Case. La población había expresado su deseo de que el puente se llamara Pont de Durat en honor al comandante al que amaban y respetaban.

Situado en el barrio «Hameau du Pont», el edificio permite actualmente que las aguas pluviales procedentes de los cerros circundantes fluyan en la laguna de Galisbay. 

La tumba de François-Auguste Perrinon

François-Auguste Perrinon, nacido en 1812 en Martinica, participó activamente en la lucha contra la esclavitud y en favor de las ideas abolicionistas. En 1848 fue miembro de la comisión de Victor Schœlcher. Al final de su carrera política, decidió retirarse definitivamente en San Martín para reanudar la explotación de las salinas. Murió en 1861 y fue enterrado en el cementerio de Marigot. Su tumba aún puede visitarse.

Solo para ti