Infos COVID
25° 27°
Weather
Favoritos 0

Experiencias realmente Friendly

Hay algunos lugares y actividades que son imprescindibles cuando se está de vacaciones en la Friendly Island.

A la espera de venir a vivir estas experiencias, la Oficina de Turismo te invita a descubrirlas para que te hagas una idea de lo que es realmente Saint-Martin. Tanto si son actividades culinarias, acuáticas, festivas o de bienestar, embárcate en una experiencia increíble, como si ya estuvieras allí.

Descubre lo que no te puedes perder en Saint-Martin:

Aprender a cocinar un journey cake

El journey cake es un panecillo de trigo que se puede comer solo o como acompañamiento de platos calientes. Muy sabroso, se come bien dorado y es conocido por aportar energía. Esta receta es un auténtico patrimonio cultural de las Antillas que ha sobrevivido a los siglos y es inseparable de la cocina de Saint-Martin. El panecillo refleja la identidad de la isla y transmite valores como la generosidad y la autenticidad.

Dire oui pour la vie

Dar el «sí, quiero»

Saint-Martin es el lugar ideal para dar el «sí, quiero», el escenario perfecto para prolongar la magia y pasar una maravillosa luna de miel. También es un destino estupendo para renovar los votos o celebrar el aniversario de boda. Para todos aquellos que quieran casarse o comprometerse de manera diferente, la isla de Saint-Martin es el mejor destino. Podréis dar rienda suelta a todos vuestros deseos: confeccionar una decoración floral con colores tropicales, obsequiar a los invitados con exóticos recuerdos de boda, alquilar una villa de lujo con piscina donde celebrar el banquete, optar por un acompañamiento musical típico con artistas locales que tocan música caribeña…

La ruleta de la fortuna gira y gira

Estos templos de la diversión están repartidos por toda la parte holandesa de la isla, son numerosos, variados y muy festivos. La clientela local y los turistas se mezclan en esta alegre algarabía de músicas hipnóticas y juegos de luces de llamativos colores. Los conciertos y espectáculos mantienen la fiebre del juego. Ir al casino forma parte de las costumbres de la isla. En Saint-Martin, el juego es casi un arte, una forma de relajarse y divertirse. Jugadores de todos los perfiles encuentran lo que buscan en los casinos de St. Martin/St. Maarten. Las salas están abiertas todos los días, y algunas las 24 horas del día.

Elle tourne, elle tourne la roue de la fortune
Faire du shopping sur Front Street

Ir de compras en Front Street

Paralela a la playa, Front Street es la calle más comercial de Philipsburg. En la parte holandesa de la isla de Saint-Martin, este santuario de las compras se despliega a lo largo de toda una calle enteramente dedicada a la fiebre de las compras. Es el universo del lujo duty-free. Aquí encontrarás de todo: las marcas más importantes de ropa, joyería, relojería, marroquinería, perfumería, equipos de alta fidelidad y electrónica. En esta arteria comercial también hay tiendas típicas, perfectas para encontrar pequeños souvenirs con la imagen de la isla.

Saltar sobre el Caribe

Puedes vivir sensaciones inolvidables en el tranquilo cielo del Caribe y admirar la isla desde otra perspectiva saltando en paracaídas. En el aeropuerto de Grand Case, descubre de la mano de profesionales una experiencia que combina adrenalina y libertad, y disfruta de las emociones de la caída libre. Desde noviembre hasta finales de abril, vive una impresionante aventura: un salto a 3.000 metros de altura en tándem con un instructor cualificado. El instructor te prepara previamente para ello. Con un traje cómodo y con todo el material necesario (mono, gafas), vivirás un instante de eternidad. Tanto si es para contemplar todos los tonos del océano, para celebrar una ocasión especial o incluso para desafiarte a ti mismo: ¡ven a probar esta aventura en los cielos!

Faire le grand saut au-dessus des Caraïbes
Happy Bay le paradis qui se mérite

Happy Bay: el paraíso que hay que ganarse

Happy Bay es la playa de tarjeta postal por excelencia gracias a su arena blanca, aguas de color turquesa y cocoteros. Se puede acceder fácilmente descalzo tras un paseo de unos diez minutos. Su encanto es indiscutible; su recuerdo, eterno. Es una de las playas más bonitas de entre las treinta y siete maravillas paradisíacas de la isla. Es el lugar perfecto para los enamorados o las parejas que buscan tranquilidad. La extensión de la playa es limitada, por lo que los primeros en llegar podrán elegir dónde colocarse. Happy Bay es perfecta para pasar un día tranquilo, para disfrutar del magnífico paisaje y para hacer un picnic frente al mar.

La Baie Orientale: el Saint-Tropez del Caribe

Conocida como «Saint-Tropez del Caribe», la playa de la Baie Orientale es una de las más grandes de la isla y una de las más visitadas. Está bañada por el océano Atlántico y tiene 2 kilómetros de arena blanca y aguas de color turquesa. Es perfecta para pasear a orillas del mar. También es el paraíso para los amantes de los deportes de tabla, ya que los vientos alisios soplan con fuerza. El pueblo de Baie Orientale es perfecto en cuanto a establecimientos turísticos: cuenta con numerosos restaurantes de playa, hoteles, tiendas para pasear con tranquilidad y completas instalaciones para las diferentes prácticas deportivas.

La Baie Orientale, le Saint-Tropez des Caraïbes
La part des anges

La Part des Anges

Para conocer la historia del ron y de su territorio, este lugar único es la referencia y el refugio de los aficionados a los espirituosos. Como en una gran biblioteca, en las estanterías de madera destacan 150 referencias de rones de las Antillas y de América Central. El especialista te guiará durante la degustación. Descubrirás las notas especiadas y de madera, el color, el brillo y el cuerpo del ron. Conocerás añadas excepcionales y aprenderás la importancia de elegir el vaso adecuado. En la visita también te enseñarán a observar este divino licor y a notar sus aromas para sentir todo el calor y la potencia…

El placer del spa en la Samanna

Al oeste de la isla, en el corazón de Les Terres Basses, en el magnífico hotel de cinco estrellas que domina la playa de Baie Longue, este santuario del cuidado y los masajes pone a tu disposición sus amplios conocimientos y terapias relajantes. El spa de la Samanna solo utiliza productos naturales y certificados, algunos de ellos elaborados con plantas caribeñas como la bija y el aloe. Frente al mar del Caribe o en medio del exuberante jardín, disfruta tendido en tu cabina de los mejores tratamientos faciales y corporales. Gracias a las manos expertas y a las técnicas milagrosas, reconectarás cuerpo y mente y te sentirás fresco y más joven.

Le bonheur d'un spa à la Samanna
Plonger au rocher Créole

Bucear en el Rocher Créole

En la costa de Grand Case, a 5 minutos en barco de la playa, hay un sitio de buceo apto para principiantes donde descubrir toda la riqueza de los fondos marinos de Saint-Martin. El Rocher Créole es el lugar perfecto para comenzar a practicar el buceo con botellas y hacer un bautismo con tu pareja o tu familia. Descubrirás la sorprendente y abundante vida submarina, tan silenciosa y fantástica. Ninguna especie tropical tendrá ya secretos para ti. Seguramente puedas contemplar alguna langosta, peces loro, peces cofre e incluso peces león. Lo aprenderás todo sobre el lambi y, si tienes suerte, alguna tortuga vendrá a nadar junto a ti.

Cuando el cuerpo y el corazón vibran

Desde 2016, el SXM Festival recibe durante cinco días a más de cien artistas internacionales que se turnan tras los platos para ofrecer un espectáculo y garantizar una maratón musical. Actualmente, se ha convertido en un evento imprescindible para los amantes de la escena underground y de la música techno y house. Desde el amanecer hasta el anochecer, ochenta DJs se relevan para pinchar y dar forma a esta experiencia envolvente. Festivaleros de todo el mundo vienen para vivir las fiestas más locas, que se celebran en diferentes lugares: playa, laguna, bosque tropical, villa, barco y night-club. Todos ellos escenarios incomparables para los fiesteros de todo el mundo.

Quand vibrent les corps et les cœurs au SXM Festival
Se balader dans la réserve naturelle

Pasear por la Reserva Natural

La Reserva Natural es un santuario de la biodiversidad. Está formada por una parte marina de más de 3.000 hectáreas y una parte terrestre de 150 hectáreas, que incluye las islas de la costa oriental: Pinel, Petite Clef, Caye Verte, Tintamarre y los islotes de la Baie de l’Embouchure, así como el famoso Rocher Créole. La Reserva Natural garantiza la preservación de los cinco ecosistemas principales de la isla: arrecife de coral, manglar, bosque de fanerógamas marinas, laguna y bosque seco litoral. Puedes contemplar los fondos marinos y pasear por toda la parte terrestre siempre y cuando seas un visitante respetuoso.

Alojarse en una mansión de estrella de Hollywood

Se pueden alquilar magníficas villas de lujo en fincas protegidas, alejadas de las miradas y del ruido. Ubicadas a orillas del mar, estas villas disponen de un acceso directo a la playa. La isla de Saint-Martin es el mejor entorno para estos tesoros. Las propiedades exclusivas situadas en las zonas de Baie Orientale y Terres Basses son las más bonitas. Aquí, todo está pensado para la comodidad y la tranquilidad. Puedes dejar las tareas cotidianas en manos del servicio y encargar a profesionales la organización de tus actividades, de tus deseos y sueños más locos o de tus caprichos de estrella de Hollywood.

Séjourner dans une villa de star
Survoler Saint-Martin en gyrocoptère

Sobrevolar Saint-Martin en autogiro

Pon dirección al aeropuerto de Grand Case para descubrir un pequeño y sorprendente avión: un ultraligero de dos plazas totalmente abierto. Con el autogiro se pueden realizar excepcionales vuelos panorámicos. Una vez que las cámaras están fijadas al avión, que te has colocado el casco con micrófono y que te has abrochado el cinturón de seguridad, estás listo para despegar. Ven a disfrutar de paisajes que te dejarán sin aliento, a sobrevolar el bosque tropical y a acariciar las nubes. El piloto instructor te ofrece una inmersión en el aire e irá comentando el vuelo para poner banda sonora a la más espectacular de tus películas.

Un día a bordo de una embarcación de recreo

La navegación de recreo es un deporte acuático que no te puedes perder, y en Saint-Martin se practica tanto en catamarán como en lancha motora. Zarpar para sentir el agua marina sobre el rostro y descubrir nuevos lugares te garantiza una desconexión total. Pasa un día en las aguas turquesa del Caribe entre Saint-Martin, Saint-Barthélemy o Anguilla. Visita la isla Tintamarre. Déjate llevar por las olas mientras admiras el paisaje. Echa el ancla para disfrutar de las aguas cristalinas, de la arena blanca y de los peñascos para bucear y descubrir el mundo del silencio. ¡Que vivan la libertad y las sorpresas!

Une journée à bord d’un bateau de plaisance
Vibrer au rythme des carnavals

Vibrar al ritmo de los carnavales

Cada año, la isla de Saint-Martin vibra al ritmo de sus dos carnavales. El primero tiene lugar en febrero, en la parte francesa, y el segundo en abril, en la parte holandesa. Las celebraciones duran semanas y tienen lugar entre el paseo marítimo y las calles comerciales. Los carnavales de Saint-Martin forman parte de los acontecimientos emblemáticos de la isla. Los habitantes de la isla toman las calles al ritmo de la música caribeña vestidos con brillantes disfraces. Las plumas y las lentejuelas revolotean y se mezclan con una lluvia de confeti y serpentinas desde Marigot hasta Philipsburg.
Cuando el espíritu de la fiesta toma la isla, se produce la magia y podrás experimentar el milagro de la fraternidad.

Sobrevolar la copa de los árboles

A los pies del Pic Paradis, el punto más alto de la isla de Saint-Martin, un refugio ecoturístico ofrece excursiones por los árboles, entre plataformas y puentes colgantes. En la Loterie Farm, el bosque tropical se extiende hasta donde alcanza la vista y ofrece excepcionales recorridos de arborismo. Un lugar con gran variedad de flora y fauna que te hará estar rodeado por las copas de los árboles, experimentar las emociones fuertes de un descenso en tirolina y disfrutar de la calma de una piscina de agua de manantial. Todas las emociones y alegría reunidas en un mismo lugar. ¡Ven a probar este jardín del Edén!

Vol au-dessus de la canopée